Ciego de Ávila

También es una joven provincia, ya que anteriormente formaba parte del territorio de Camagüey, la capital es la ciudad de Ciego de Ávila, fundada en 1840, conocida también como Ciudad de los Portales está situada en la parte central de la isla, limitando al oeste con Sancti Spíritus, al este con Camagüey, al sur con el Caribe y al norte con el océano Atlántico.

La ciudad de Ciego de Ávila es una ciudad moderna, aunque en  su centro histórico se pueden encontrar muchos rasgos de la arquitectura colonial típica de este tipo de ciudades,  se mantiene la iglesia principal, aunque de construcción moderna y con una arquitectura ecléctica, terminada en el año 1952, tiene en su entrada la estatua de San Eugenio de la Palma, santo patrón de la ciudad, otra joya de la arquitectura del casco histórico de la ciudad es el Teatro Principal, considerado uno de los mejores teatros de Cuba.

En el centro de la ciudad, se localiza el parque José Martí el cual fuera remosado y restaurado  en 1995, sus orígenes se remontan a los 1800 donde en el mismo lugar se localizaba la Plaza Alfonso III, con una glorieta en el centro donde se daban cita los lugareños todos los domingos  a disfrutar de la orquesta del lugar.
Ciego de Ávila se ha convertido  es uno de los más importantes presentes y futuros  destinos turísticos de la Isla,  gracias a la construcción de un pedraplén que enlaza a la tierra firme con los cayos Coco y Guillermo, integrados junto a Paredón Grande y Antón Chico, Islas que pertenecen al archipiélago Sabana-Camagüey también conocido como los Jardines del Rey, al que se llega desde Ciego de Avila unicamente precisamente por la construcción de esta obra ingeniera, para los que no puedan entender este término: Pedraplén,  es una carretera construida sobre el mar para lo cual fue necesario verter miles y miles de toneladas de piedras. Esta carretera fue construida en el 1988.

Ambos cayos son paradisíacos, aunque muchos visitantes comentan  que Cayo Guillermo es todavía más bello que su similar Cayo Coco, ambos ya conectados por el pedraplén.

Como viajero ir a Cuba y no visitar estas islas es dejar su viaje incompleto, son escenarios naturales para los deportes náuticos y la recreación, con playas que juegan entre sus orillas planas y de arenas blancas o bordeadas por arrecifes, es  abundante la  vegetación boscosa que da vida a  una fauna diversa donde reinan los flamencos rosados, sus playas cristalinas, de un azul turquesa, mansamente tranquilas, y que te permiten caminar más de 100 metros desde sus orillas con el agua solo a la rodilla, es un paisaje mágico y espectacular.

Casas en Ciego de Ávila

Teléfonos de Interés

Ningún Resultado

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies